domingo, 6 de diciembre de 2015

Reseña: ¿Y si quedamos como amigos? - Elizabeth Eulberg

Sinopsis:
¿Es posible que un chico y una chica sean sólo amigos? ¿O están siempre a una pelea de no volverse a hablar jamás y a un beso de distancia del verdadero amor?

Macallan y Levi se hicieron amigos desde el primer momento en que se vieron. Todo el mundo dice que los hombres y las mujeres no pueden ser sólo amigos, pero ellos dos lo son. Se quedan juntos al salir de la escuela, comparten un montón de bromas que sólo ellos entienden, sus familias son muy cercanas, y Levi, incluso, sale con una amiga de Macallan. Su relación es platónica y feliz de esa manera.


Con el tiempo ambos se dan cuenta de que no estaría nada mal ser los mejores amigos si no se interpusiera uno en el camino del otro. Sucede que los chicos no invitan a salir a Macallan porque piensan que anda con Levi, mientras él pasa demasiado tiempo bromeando con ella, y tal vez no lo suficiente con su novia. Entonces los demás no pueden dejar de preguntarse si ellos son más que amigos o si así nada más están mejor, sin complicar las cosas aún más.


Reseña:  ¿Y si quedamos como amigos?
Al principio no tenía muchas ganas de leer este libro porque no me gusta eso de amigos en la friend zone y el libro me parecía sobre todo de ello.
Macallan y Levi comienzan dando una pequeña introducción a su historia, en donde chicos y chicas pueden ser amigos. Al comienzo de cada capítulo comparten un pequeño dialogo entre ellos, en presente, sobre su opinión o qué parte de la historia leeremos a continuación. Aunque puede ser un poco confuso al principio sobre quién dice qué, cómo avance el libro será fácil decirlo. Estos pequeños intermedios en la historia me encantaron, lo imaginaba como una película en la que ellos ponían pausa para hacer comentarios listillos. Además de que cada uno narra un capítulo.
—O quizá quiera decir que somos alucinantes. 
—Ése es otro de los adjetivos que usa la gente para describirnos, sí señor.
          —Y fabulosos —le recordé.
       
       —Fantásticos.
      
       —Extraordinarios.
Levi se muda de Los Ángeles a la ciudad de Wisconsin, y al principio no se llevan muy bien hasta que descubren que son fanáticos de la misma serie de televisión, a partir de ahí su amistad  empieza a nacer.
Con los años, al mismo tiempo que su amistad crecía ocurrían otras cosas que lo harán dudar de sí mismos. Levi empieza a salir con chicas, con nada más que la mejor amiga de Macallan, mientras que ella fomenta aquella relación…
Por no mencionar las constantes preguntas sobre ellos, tan unidos que parecen más que amigos.
Así que obviamente en un punto llegaran al gran punto de ¿seguir como amigos o…?

Me gustó mucho la historia, no es la típica de enamoramiento entre amigos, celos, y listo. Realmente se puede ver la amistad entre Levi y Macallan, cada detalle que cada uno tiene, el cómo se preocupan por el otro… una amistad muy real, no la perfeccionista de los libros típicos.
También me encantó poder conocer el punto de vista de cada uno, cómo se sentían respecto a todo lo que les iba pasando. Y aunque hubo momentos en que quería golpear, un poquito a Levi, y otros a Macallan disfrute por completo esta historia.
Y sí, creo que chicos y chicas pueden ser amigos.
—¿Y si se debe a que beso fatal? 
—Estoy segura de que no se debe a eso. 
—¿Cómo lo sabes? —en eso llevaba razón—. Piénsalo: empiezo a salir con unachica, y, en cuanto desaparezco diez días, corre a besarse con el primero que encuentra.Y esta noche me alejo de mi novia unos diez segundos y cuando volteo a mirar está apunto de besarse con otro. Seguro que hago algo mal. 
—Estás diciendo tonterías.

8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario